ideanimal

Perros y gatos conviviendo bajo un mismo techo ¿es posible?

Los perros y los gatos son los animales que con mayor frecuencia se suelen escoger como mascotas. Algunas personas optan por los perros y otras por los gatos, pero también hay gente que se decide por tener un perro y un gato conviviendo en el mismo hogar. Esta situación es perfectamente posible, aunque es cierto que hay que seguir una serie de consejos para que la convivencia entre ambos animales sea la correcta. Si quieres tener un perro y un gato como mascota o ya los tienes, pero no sabes que pautas seguir para que se lleven correctamente, en Husse os vamos a explicar los pasos a seguir.

  • El comportamiento de un gato es muy diferente al de un perro. Esto significa que los gatos son mascotas más independientes y por tanto, deberán tener su propio espacio donde vivir de una forma tranquila y comida. Por el contrario, los perros son más sociables y en todo momento buscan la compañía. Ante esto debes recordar que los gatos se les puede dejar solo, pero a los perros no. Para evitar problemas de espacio o de lugar, deberemos delimitar muy bien la zona del gato y la del perro.
  • La relación y el grado de agresividad entre nuestro perro o gato vendrá marcado por su historial, es decir, se deberá saber si con anterioridad nuestro perro o gato ha tenido comportamientos agresivos y en caso de que así sea, la convivencia en un mismo techo será imposible.
  • Una de las actividades que mejora la convivencia entre nuestras mascotas es compartir momentos de juego. Tanto si jugamos con la pelota, con un muñeco o si corremos con ellos mejorará no solo la relación entre el perro y el gato sino también su relación con nosotros. El secreto está en conseguir que tanto el perro como el gato sientan que les prestamos la misma atención y que no existen diferencias entre ellos.
  • Por último, otro elemento que tenemos que tener en cuenta es cómo socializarlos. Cada animal es diferente y por tanto, las pautas se deben ajustar a sus comportamientos. Te recomendamos que cada mascota tenga su propio juguete con el objetivo de que lleve el olor suyo y por tanto, el otro animal no lo vea como una amenaza. Lógicamente, al comienzo es preferible que estén en habitaciones separadas hasta que poco a poco se vayan conociendo y mejorando su relación. Una vez conseguido, podrán estar en la misma habitación para que se acostumbren a compartir el mismo espacio.

  • Como ves la convivencia entre los perros y gatos es posible siempre y cuando se haga de una forma correcta. En Husse encontrarás los mejores piensos suecos tanto para tu perro como para tu gato así como otros productos tales como suplementos nutricionales, aperitivos, productos de higiene y accesorios para que tus mascotas crezcan sanas y fuertes.

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información